Av. Revolución No. 1855, Col. San Ángel, Álvaro Obregón | CONTACTO

Tel: (55) 1085 7500 Promociones

febrero 26, 2018

Festejamos el 14 de febrero con las mejores historias de amor

Como parte de la celebración del 14 de febrero, Suecia Car San Ángel solicitó a clientes distinguidos de Volvo que compartieran las historias de amor que han marcado su vida.

Después de distintas historias, seleccionamos las 7 mejores para darles un pequeño obsequio, a continuación les compartimos las historias ganadoras:

Historias de Amor en Suecia Car San Ángel

 

Historia 1: 

Todo comenzó cuando vi a mi flaquita hermosa en su oficina trabajando.

Yo no creo en el amor a primera vista, pero lo que si creo es que mi hoy esposa me flechó a lo largo que la fui conociendo más cada día. Ya que la veía diario en la oficina y fue justo el 16 de febrero de 1980 después de una fiesta con motivo del día de los novios cuando le declaré mi amor.

Tuvimos un noviazgo de conocimiento del uno al otro, se conocieron las familias y la verdad es que vivimos un noviazgo de casi tres años, que nos llevó a pensar de que podríamos formalizar algo más serio en algún momento en un mediano plazo.

Fue cuando salí a iniciar una Maestría en el extranjero cuando mis sentimientos se enfocaron hacia ella, cartas de amor preciosas que me llevo a pensar que ella y yo teníamos los mismos principios y valores, que pudimos compaginar nuestro proyecto de vida y que nuestros sentimientos estaban perfectamente definidos del uno hacia el otro.

Fue en mis vacaciones de verano cuando le propuse matrimonio entregándole un anillo con dos diamantes tu y yo. Consolidando nuestro amor con un matrimonio religioso un 8 de enero de 1983, formalizando nuestro amor para formar una familia.

Después de 35 años formamos a cuatro hermosas hijas hoy adultas mujeres de bien y de provecho.

Que Dios siga Bendiciendo nuestro Matrimonio.

Marco.

Historia 2: 

Mi historia de amor empezó hace 10 años cuando vi por primera vez a mi ahora novio de nombre Rodrigo, en ese entonces los dos éramos muy jóvenes, y aunque nos gustamos desde el primer día que nos vimos, tuvimos nuestra primera cita hasta después de 4 años.

Después de esa primera cita empezamos a ser novios 3 meses después. Después de dos años de relación yo me vine a vivir a la Ciudad de México, y cortamos durante un año. Ese tiempo nos sirvió para darnos cuenta que ni la distancia podía separarnos y regresamos hace 6 meses para nunca más dejarnos.

Historia 3: 

La mejor historia de amor es en la cual, cada uno, puede expresar que ha encontrado paz, armonía, balance y AMOR, el cual nos hace sentir seguros para poder emprender lo que sea, el miedo deja de existir, podemos hacer lo que pensábamos que jamás podríamos hacer solos o que nunca lo intentaríamos, ni siquiera estaba en nuestra mente, pero aquí y ahora está EL AMOR que te hace vibrar en el universo y AMAR más allá que sólo a ese ser, sino a todos los seres hasta los más diminutos a los que antes no ponías atención.

La paciencia forma parte del crecimiento y acompañamiento de esta nueva etapa, el mundo se mueve diferente y las prioridades cambian, abracemos cada uno nuestra experiencia de ser humano con sentimientos, sensaciones, placeres, y permitirnos abrirnos siempre al AMOR, no solo de pareja sino de amigos a quienes hemos elegido en el camino y que van y vienen como el viento, y todos aportan algo para que sigamos adelante en un momento de reflexión, gracias AMOR.

Lucero 

Historia 4: 

Esta historia la dedico a todos los Guerreros que permanecen junto a su amada en la lucha contra el Cáncer de Mama, pero especialmente al mío, mi esposo, porque esta es parte de nuestra historia…

El Guerrero con armadura de color Rosa.

Sin darme cuenta…así fue como teñí mi armadura de un color inusual para quién se dice hombre audaz y valiente. Porque ahí estabas tú, mi amada, mi amiga, mi esposa, llena de virtudes asombrosas y de amor para mí, recibiendo la terrible noticia…apretando mi mano y yo intentando transmitir que estaba contigo y que hubiera dado todo por ser yo el que estuviera en tu lugar. Después de eso, sin que me vieras caí de rodillas, lloré e hice un ritual ante el ser supremo (que de todo se encarga), suplicando me enviará la fuerza que necesitaba, adicional a toda la que yo debía darte, entonces te puso frente a mí, y te dije sollozando:

-¡no quiero que te mutilen!-

Tú respuesta, fue firme y segura, tomando con tus manos mi rostro, mirando con intenso arrojo mis ojos:

-no, amor, no me van a mutilar solo me darán vida y calidad de vida, debemos luchar y vamos a estar bien-

Así, todo se tornó tranquilo y en paz, me tomaste entre tus brazos y en ese abrazo me transforme en un Guerrero con Armadura Rosa, por ti y junto a ti… yo tu protector, tu equipo, tu escudo o tu espada lo que te haga falta, según la ocasión, incansable ante cada revisión, presente en la guerra y en la paz. 

Desde entonces permanezco vigilante, cerca de ti, te llevó en mí, íntimamente te miró, me enamoro, te acaricio como siempre, aún más, beso cada una de tus cicatrices, las sé de memoria, porque son mías, mi niña que se transformó en mujer fuerte y aguerrida…poderosa, capaz de transmitir su amor a la vida y mover un ejército con ella… yo hoy, solo soy un simple Guerrero con Armadura Rosa, que te ama incalculablemente y que desea por siempre estar junto a ti.

Del libro de mis memorias,

Sobreviviente Ady Páez

Historia 5: 

Soy Paulina y amo viajar, porque en cada kilómetro nacen experiencias únicas, con ataredeceres inolvidables, sabores exóticos y personas especiales.

Amo los aeropuertos porque siempre son un punto de partida, como el viaje que inicias en carretera con la certeza de ver al horizonte y así, empecé mi viaje a Asía en el verano de 2016: con una maleta pequeña cargada de esperanza a lo nuevo. Tomé un avión CDMX a NYC, luego de NYC a Dubai, y finalmente Dubai a Bangkok.

Estuve en Tailandia por 7 días entre templos, jengibre, lluvia del monzón, elefantes, selva dulce y la sonrisa de increíbles seres humanos. Bangkok, Chiang Mai y Chiang Rai… maravilloso cada paso.

A la semana siguiente me moví a Cambodia, únicamente para conocer el templo más majestuoso: Ankor wat. Imponente, delicado, aún de pie entre las raíces que crecen más que los mismos templos y me cumplí el sueño de viajar sola, pero conmigo; sola y agradecida por ser testigo de la trascendencia de la vida y de lo diminutos que somos los seres humanos. Debemos vivir, amar vivir, gozar vivir y que la vida sea el mejor viaje que podamos tener.

En la última noche salí a cenar. No lo hice en todo el viaje, porque quería guardar mi energía. Salí a cenar y a bailar, y bailando vi pasar al hombre con la energía más increíble de todo el viaje: un hombre bailando la vida y sonriendo. Él era alegría pura. Me acerqué a bailar con él, así de la nada, porque me pareció la mejor energía del lugar. Francés, divertido, inteligente, guapo y viajero amante de la tecnología. Yo también soy amante de la tecnología y amante de los viajes. 

Reímos y bailamos, mientras él hacía planes para verme al día siguiente mi corazón, entristeció: -Gracias pero no puedo, mañana tomaré mi vuelo de regreso a México, vía Seam Reap a Bangkok, luego Bangkok a Dubai, de Dubai a Nueva York y Nueva York a Ciudad de México. Gracias pero serás parte de los mejores recuerdos de este viaje- .

«Es imposible, no puede ser… Tenemos que volver a vernos. ¿Cuándo te volveré a ver?». 

Y nos vimos al siguiente mes, en París… y nos volvimos a ver en Ciudad de México 3 meses después. Y nos volvimos a ver y ahora nos vemos cada mañana al amanecer. Y así el amor de mi vida llegó, desde el otro lado del mundo.

Historia 6: 

Hola, que tal, mi historia comienza en 1990 cuando mi mejor amigo tuvo a su primer novia y por lo tanto yo hacía mal tercio, por lo cual ellos decidieron presentarme una compañera del salón en el que estaba su novia, ese mismo día que me la presentaron le pedí que fuera mi novia.

Cabe mencionar que yo siempre fui muy tímido con las mujeres pero no sé que me paso ese día pero me avente, 3 días después me dijo que si, y desde entonces llevamos 28 años juntos, 11 de novios y 17 de casados, yo fui su primer novio y ella tambien fue mi primer novia en ese entonces y ahora es el amor de mi vida, aunque somos una pareja sin hijos, somos padres orgullosos de un S40 de 10 años.

Sheyla Figueroa y Roberto Mendoza.

Gracias por tu amistad

clientes Volvo

 

Estas historias de amor, fueron ganadoras de un arreglo con deliciosos dulces a manera de un pequeño detalle para agradecer la confianza y amistad de nuestros clientes después de 18 años.

Queremos agradecer a los clientes de Suecia Car San Ángel, por brindarnos la confianza y abrirnos su corazón para contarnos las mejores historias de amor.

Visita Suecia Car San Ángel, y vive la mejor historia gracias a Volvo.